top of page
  • Foto del escritorAlicia Sanchez

HABLEMOS DEL PROYECTO

Actualizado: 23 jun 2022

¿Por qué "KMS que cambian vidas"?

Porque estos kilómetros en bicicleta cambiaron la vida de mi padre Ángel (62años) que a los 41 años se aficionó y encontró en esos kilómetros una pasión por la que vivir. También esos kilómetros fueron la causa de su situación de discapacidad actual: hemiplejia en la parte derecha del cuerpo y afasia. Ese accidente, esos kms, cambiaron la vida de toda mi familia y amigos de mi padre, pero en especial la de mi madre, que ahora no se despega de él. Quiero que ahora mis kilómetros en bicicleta cambien nuestras vidas de nuevo, que nos propulsen, motiven y sobre todo le motiven a él, mi padre Ángel a subirse en la bicicleta, a recuperar su fuerza, energía y ganas de vivir, quiero volver a sentirlo lleno de vida y vitalidad pedaleando.


¿Cómo voy a hacerlo?

En Agosto arranca mi viaje hasta Santiago de Compostela en bicicleta, un recorrido de unos 900 km que se compartirá a través de internet, en directo con todas aquellas personas que quieran viajar junto a mí.

Idealmente imagino a mi padre, así como a todas las personas que quieran compartir viaje, subidos en su bicicleta estática en casa. Con la tablet delante de ellos, interactuando y viendo lo que yo veo, viviendo cada pedalada del camino.

Mi padre actualmente a nivel físico sufre una hemiplejia de la parte derecha del cuerpo. A día de hoy ha recuperado en un 30% la movilidad de la pierna derecha, por lo que puede pedalear aunque no tiene sensibilidad. Mantiene el equilibrio ayudándose siempre de la parte izquierda de su cuerpo, por tanto es importante que la bicicleta (triciclo) que utilice, le dé esa seguridad y estabilidad para poder pedalear seguro al aire libre, junto a mí y a sus compañeros de equipo que tanto lo echamos de menos.

Una intención adicional en este viaje es dar visibilidad a las personas con movilidad reducida, lanzar un mensaje a la sociedad haciéndoles saber que existen opciones que se adaptan a las necesidades de todos y que podemos luchar por una vida más accesible para todos.


Y es que son muchos los objetivos por lo que hacerlo y nada se me ocurre para no llevarlo a cabo: El objetivo principal es obtener financiación para conseguir una bicicleta adaptada para mi padre Ángel y volver a compartir kilómetros físicamente uno junto al otro. El proyecto atañe también un objetivo social que dará motivación y visibilidad a las personas que, como mi padre, por alguna causa o discapacidad no pueden realizar el camino de Santiago en bici. A través de un móvil conectado a internet y diferentes redes sociales, el viaje se documentará y retransmitirá en directo, pudiendo así compartir historias, paisajes, momentos e interactuar con aquellas personas que se conecten a la ruta del proyecto "kms que cambian vidas". A principios de 2017, en una de nuestras salidas con la bicicleta, mi padre me comentó que en el momento que se jubilara le gustaría que cogiéramos las bicicletas e ir a conocer el Pirineo junto con la ruta del camino de Santiago. Esto se me quedó grabado, ya que la idea de compartir un viaje con mi padre no podía hacerme más ilusión. Como ya he comentado, en noviembre de 2017 fue cuando sucedió el accidente. Él tenía 59 años, aún no estaba jubilado y ese sueño me parecía imposible de cumplir debido a su nueva situación física. Con este proyecto pretendo hacer realidad parte del viaje que mi padre quería que hiciéramos juntos. Recorreré el camino de Santiago en bicicleta y compartiré todos los kilómetros que sean posibles con él. Gracias a un móvil conectado a internet, podré hacer el viaje con él desde casa y con el OBJETIVO PRINCIPAL de recaudar fondos para conseguirle una bicicleta adaptada a su discapacidad para que volvamos a hacer kilómetros juntos físicamente uno al lado del otro. Creo firmemente en que este proyecto, estos kilómetros, cambiarán la vida de muchas personas, no solo la de mi padre y la de mi familia. También la de todas las personas que colaboren y empaticen con la causa.


"Juntos otra vida es posible" quizá suena idílico pero así es, un día mis padres juntos me ayudaron a subir muchas cuestas en mi vida, siempre estuvieron ahí para mí, para no permitirme abandonar y creer en mí cuando quizá ni yo era mi mejor amiga. ¡Ahora me toca a mí ayudarlos! y es que con esa bicicleta no solo daré independencia a mi padre, sino también a mi madre quien pasa los días cuidándolo y también ha tenido que renunciar a sus aficiones para adaptarse a la nueva situación familiar. El sueño es volver a ver a mis padres independientes, con parte de su vida compartida y a ratos cada uno en su afición. También junto a un número innumerable de razones, compartir pedaladas con mi padre, verlo sonreír en la bicicleta y compartiendo kilómetros con su peña ciclista de nuevo. Este proyecto va dirigido a: - Todas aquellas personas que bien sea por una discapacidad o cualquier otro motivo, no puedan salir de casa en bicicleta. El objetivo es que se conecten desde su teléfono, tablet u ordenador mientras pedalean en su bicicleta estática. - Todas aquellas personas que quieran ayudar con la integración de las personas con discapacidad física. - Hijas/os, padres/madres que empaticen con el proyecto. - Personas interesadas en proyectos deportivos solidarios que quieran fomentar la promoción, el desarrollo y el mantenimiento del deporte en general y el ciclismo en particular. - Asociaciones que trabajen por la integración social. - Equipos, asociaciones y fundaciones deportivas para la integración de los más desfavorecidos.



77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

COMPROMISO SOCIAL SOLIDARIO

En Noviembre de 2017 mi padre, Ángel Sánchez (62 años en la actualidad), tuvo un accidente durante el entrenamiento con su equipo de ciclismo. Sufrió un derrame cerebral que dejó como secuelas una hem

Comments


bottom of page